Cómo se forman las perlas

cómo se forman las perlas naturales cultivadas

¿Cómo se hacen las perlas? Esas cositas redonditas, brillantes y muy apreciadas en la joyería. Para comprender mejor cómo se forman las perlas, antes debes saber qué están hechas de nácar. Un elemento duro, reluciente y normalmente blanco que recubre el interior de algunos moluscos. El nácar se compone de materia orgánica y carbonato cálcico.

Una perla se forma tras un complejo proceso biológico. Es el resultado de un mecanismo de defensa de la ostra o madreperla, que de este modo, se protege de elementos que pueden causarle un daño. Pero no solo las madreperlas o las ostras producen perlas, también se dan casos, aunque son más raros, en que algunos mejillones y almejas pueden que formar perlas de mar.

Los seres vivos que son capaces de fabricar perlas se llaman bivalvos, ya que su concha está compuesta por dos valvas (dos partes). Entre ellos se encuentras la ostra y la madreperla, entre otros.  Estas dos partes se unen mediante una especie de membrana que hace de articulación, permitiendo así al animal que se pueda cerrar o abrir. Generalmente los bivalvos se abren para comer y el resto del tiempo se cierran para estar protegidos por su concha de los peligros externos.

Dentro de la concha podemos encontrar todos los órganos: la boca, el aparato digestivo, las agallas, la boca, los músculos y el manto, que es un tipo cobertura para dichos órganos. Es este  manto, el encargado de crear el nácar del que se compone la concha, transformando los alimentos ingeridos por el animal.

Cómo se forman las perlas naturales

Si alguna elemento no deseado se introduce entre la concha y el manto, ocasionará una reacción, haciendo que el manto se defienda cubriéndolo con nácar. Si dicho elemento permanece alojado durante el suficiente tiempo, el animal lo irá recubriendo con diversas capas de nácar, hasta que acaba formándose una perla.

Las perlas más apreciadas en joyería son las más blancas y las más redondas. No obstante, todas las perlas no son así. Existen de casi todos los colores (incluso perlas negras) y de formas irregulares en función de los alimentos ingeridos por el animal. Aunque como he mencionado antes, mientras más perfecta sea la esfera, más valor tiene.

Cómo se forman las perlas cultivadas

Para conseguir crear una perla artificialmente, se debe de forzar a la naturaleza. El proceso consiste en abrir la perla, hacerle un pequeño corte en el manto, e introducir en él un elemento irritante. De este modo se irá cubriendo por nácar. Las perlas formadas con este sistema se denominan perlas cultivadas, y al poderse producir en gran cantidad, son algo menos apreciadas. No obstante, debes saber que la calidad es la misma que en las perlas naturales.

Si te ha gustado “cómo se forman las perlas“, te recomendamos que veas:

Share on Facebook32Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on StumbleUpon1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *