Por qué no puedes estornudar con los ojos abiertos

estornudar con los ojos abiertos

Si estás leyendo esto es que te has preguntado por qué no es posible estornudar con los ojos abiertos. Efectivamente, por mucho que lo intentes, es imposible estornudar y no cerrar los ojos al mismo tiempo. Seguro que lo has intentado alguna vez, ¿verdad?

Pero… ¿por qué sucede esto?. Si normalmente puedo controlar todas las partes externas de mi cuerpo, ¿por qué no puedo abrir los ojos mientras estornudo? La explicación es muy sencilla:

Por qué no se puede estornudar sin cerrar los ojos: explicación popular

La creencia popular dice que no se puede estornudar con los ojos abiertos debido a que si lo haces, la presión muscular generada podría hacer que saliesen “disparados” los globos oculares. Pero esta afirmación es completamente falsa.

Para que tus ojos se salgan, se necesita una presión muy elevada en la región retro ocular. Presión que no es posible generar mediante un estornudo.

Por qué no se puede estornudar con los ojos abiertos: explicación científica

Se trata de un acto reflejo del cuerpo para tu protección. El cerebro manda la orden de cerrar los ojos mientras estornudas para impedir que el flujo de aire, repleto de bacterias y que sale a gran velocidad de tu boca y nariz, pueda entrar en contacto con los globos oculares. Impidiendo así posibles infecciones.

Recuerda que el estornudo es un mecanismo que tiene el cuerpo humano para expulsar de los pulmones los cuerpos invasores que entran por la boca y nariz. El nombre científico se denomina “sternuttation”.

Un estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusets revela que la velocidad del flujo de aire, saliva y bacterias que se expulsa puede llegar a los 150 kilómetros por hora y pueden llegar fácilmente a una distancia de 6 metros.

Si parte de este flujo contacta con los ojos podría generar graves infecciones. Y si no te lo crees, mira el siguiente vídeo y te sorprenderás lo que llega a salir.

¿Por qué cerramos los ojos al estornudar?

En resumen, tus ojos se cierran mediante una señal neurológica enviada mediante médula oblonga (Bulbo raquídeo) desde el cerebro a tus párpados.

Los dos motivos por los que cierras los ojos son:

  1. Es el resultado del reflejo de estornudar.
  2. Es un proceso involuntario de protección para impedir que partículas nocivas y microorganismos entren en contacto con los ojos.

Si te ha gustado “por qué no se puede estornudar con los ojos abiertos”, te recomendamos que veas:

 

Share on Facebook38Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on StumbleUpon1

6 thoughts on “Por qué no puedes estornudar con los ojos abiertos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *