Mapas Conceptuales.

Los mapas conceptuales son una técnica que cada día se utiliza más en los diferentes niveles educativos, desde Infantil hasta la Universidad, utilizados tanto como técnica de estudio como herramienta para el aprendizaje, ya que permite al docente ir construyendo con sus alumnos y explorar en sus conocimientos previos y al alumno organizar, interrelacionar y fijar el conocimiento del contenido estudiado.

En definitiva, es una técnica que facilita la organización y la representación del conocimiento de manera gráfica.

Los mapas conceptuales tienen su origen en los trabajos que Joseph D. Novak y sus colaboradores de la Universidad de Cornell realizaron influidos por la Teoría del Aprendizaje Significativo de David Ausubel, éste último fundamenta su teoría en el hecho de que es más importante en el proceso de aprendizaje, partir de aquello que ya se conoce. En base a eso, el aprendizaje significativo se desarrolla cuando el individuo vincula los nuevos conocimientos a otros adquiridos anteriormente. Como consecuencia, se modifican los conceptos existentes y se establecen nuevos enlaces entre ellos.

Joseph D. Novak, a mediados de los años sesenta del pasado siglo, perfiló el "mapeo o representación gráfica de los conceptos", y expresó sus teorías en la obra "Aprendiendo a aprender" que publicó en el año 1984, junto a D. Bob. Gowin.

En sus escritos se aprecia la importancia del conocimiento previo para ser capaz de aprender cosas nuevas, ya que según Novak "el aprendizaje significativo implica la asimilación de nuevos conceptos y proposiciones en las estructuras cognitivas existentes".

Su teoría mantiene que los conocimientos se pueden adquirir de dos maneras:

Como alternativa, Novak propone lo que él llama aprendizaje activo, en base al cual, cuando se elabora un mapa conceptual, el estudiante tiene que establecer relaciones entre los conceptos, lo que implica un proceso activo.

Novak dice que los mapas conceptuales son:

Recientemente, el mismo Novak hizo una presentación sobre los mapas conceptuales, ayudándose, entre otras cosas, de un mapa conceptual donde se explica la definición de éstos (dicho de otra manera, es un mapa conceptual explicando qué son los mapas conceptuales).

¿Qué son los mapas conceptuales?

Los mapas conceptuales son instrumentos de organización y representación de los conocimientos sencillos y prácticos, que permiten transmitir con claridad mensajes conceptuales complejos y facilitar tanto el aprendizaje como la enseñanza.

Su objetivo es representar relaciones entre conceptos en forma de proposiciones. Los conceptos están encerrados normalmente en recuadros o círculos, que se representan mediante etiquetas, estas pueden ser palabras o símbolos, mientras que las relaciones entre ellos se explicitan mediante líneas que unen sus recuadros respectivos. Las líneas, a su vez, tienen palabras asociadas que describen cuál es la naturaleza de la relación que liga los conceptos.

Un mapa conceptual sencillo puede estar compuesto por dos o tres palabras, unidas por un conector para generar una proposición, como la siguiente:



Elementos de un mapa conceptual.

Los elementos fundamentales que componen un mapa conceptual son los siguientes:

Conceptos: Son eventos o unos objetos, que se identifican con un nombre o etiqueta (Novak y Gowin, 1988). Veamos algunos ejemplos: agua, átomo, célula, silla, lluvia, mesa, Democracia, Estado, frío... Dicho de otra manera, el concepto es una palabra que se utiliza para designar cierta imagen de un objeto (mesa) o de un evento (frío) que se producen en la mente del individuo. Los conceptos pueden referirse a elementos concretos (silla) o a nociones abstractas, que no se pueden tocar pero que existen en la realidad (Democracia, Estado, frío). Los conceptos designan las regularidades que percibimos en los acontecimientos y en los objetos que nos rodean.

Palabras de enlace: Son palabras de diferentes categorías (preposiciones, conjunciones, adverbios, verbos...) que no son conceptos, se utilizan para unir los conceptos e indicar el tipo de relación que se establece entre ellos. Ej.: para, por, donde, como, entre otras.

Proposiciones: Cuando las palabras de enlace permiten, junto con los conceptos, construir frases u oraciones con significado lógico y hallar la conexión entre conceptos, tenemos lo que se denomina proposiciones. También denominadas unidades semánticas o unidades de significado.
Las proposiciones son la expresión de los significados que los alumnos atribuyen a la relación entre conceptos. "Los mapas conceptuales son conceptos unidos por conectores", o "El ser humano necesita agua" son ejemplos de proposiciones.
Evidentemente, según las palabras de enlace que se usen, el significado de las proposiciones podría variar. Por ejemplo, si relacionamos los conceptos "edad" y "experiencia", mediante las palabras de enlace "proporciona" o "modifica", las proposiciones que genera son parecidas pero no idénticas.

Líneas y Flechas de Enlace: En los mapas conceptuales no se usan convencionalmente las flechas porque la relación entre conceptos está especificada por las palabras de enlace, se utilizan las líneas para unir los conceptos.
Novak y Gowin reservan el uso de flechas "... sólo en el caso de que la relación de que se trate no sea de subordinación entre conceptos", por lo tanto, se pueden utilizar para representar una relación cruzada entre los conceptos de una sección del mapa y los de otra parte del "árbol" conceptual. La flecha nos indica que no existe una relación de subordinación.

Conexiones Cruzadas: Proporcionan una relación significativa entre dos conceptos situados en diferentes segmentos del mapa conceptual. Las conexiones cruzadas muestran relaciones entre dos segmentos distintos de la jerarquía conceptual que se integran en un solo conocimiento. La representación gráfica en el mapa para señalar la existencia de una conexión cruzada es a través de una flecha.

Para que lo entiendas mejor, a continuación tienes un mapa en el que se recoge todo lo explicado hasta el momento.


Características de los mapas conceptuales.

Los Mapas Conceptuales tienen características o condiciones propias de su construcción que los convierten en un procedimiento útil para favorecer el aprendizaje significativo del contenido conceptual.

A continuación estudiaremos cuáles son esas características de los Mapas Conceptuales.

Jerarquización

Puesto que se produce más fácilmente un aprendizaje significativo cuando los nuevos conceptos o significados conceptuales se engloban bajo otros conceptos más amplios, más inclusivos, los mapas conceptuales deben ser jerárquicos, es decir, los conceptos más generales e inclusivos han de situarse en la parte superior del mapa y los conceptos progresivamente más específicos y menos inclusivos, en la inferior.
Entre los conceptos existe una cierta relación de jerarquía o exclusividad. Esta característica se puede observar en el siguiente ejemplo:


Selección

Los MAPAS CONCEPTUALES tienen que ser simples y mostrar claramente las relaciones entre conceptos y/o proposiciones. Por ello, sólo expresarán lo más importante, siendo un resumen de lo más significativo.

Impacto visual

Según Novak han de ser simples y vistosos, o sea, que permitan observar las relaciones entre las ideas principales de un modo sencillo y rápido.
Por eso, se deben destacar los conceptos en letras mayúsculas y enmarcarlos en figuras como cuadrados, elipses u óvalos, y escribir las palabras de enlace, sobre la línea que une los conceptos.
Por otro lado, cuanto más atractivo visualmente se haga el mapa, la cantidad de materia que se logra memorizar aumenta y se acrecienta la duración de esa memorización, ya que se desarrolla la percepción, beneficiando con la actividad de visualización a estudiantes con problemas de la atención.




Por estas características los mapas conceptuales, permiten aprender significativamente.

En estos últimos tiempos es frecuente escuchar en el ámbito educativo expresiones como "aprender significativamente", "aprendizaje significativo", "aprender a aprender"...

¿Qué implican estas expresiones?

Novak (1982) sitúa el aprendizaje significativo en el extremo de un continuum cuyo otro extremo está ocupado por el aprendizaje mecánico-memorístico. (fig.1).


Figura 1. El continuum aprendizaje significativo/repetitivo. La mayor parte del aprendizaje escolar, presionado por una pobre instrucción y evaluación, está cerca del extremo repetitivo del continuum (Novak, 1989).

El aprendizaje significativo se dará cuando el alumno, intencionadamente, relacione de forma no arbitraria y sustantiva (no literal) los nuevos conceptos con un aspecto relevante de su estructura cognitiva (que lógicamente se habrá ido formando mediante aprendizaje significativo) que, a su vez, resultará modificada por los nuevos conocimientos. Para que dicho aprendizaje ocurra, es necesario que el material que se proponga sea potencialmente significativo, que el alumno cuente con los conocimientos previos necesarios y que, tanto por parte del profesor como del alumno, haya una intención clara de que tal aprendizaje se dé. (fig. 2).

El aprendizaje significativo implica establecer relaciones entre la nueva información y los conocimientos previos.



Un error bastante extendido entre el profesorado es concebir la comprensión como el resultado del aprendizaje y no como la base para darle sentido al aprendizaje.

Los mapas conceptuales se convierten en una visualización de conceptos y relaciones jerárquicas entre conceptos que puede ser muy útil tanto para el profesorado, para mostrar el contenido de un tema como para el alumnado, como una manera de exteriorizar lo que cada uno ya sabe y posteriormente negociar significados compartidos.

¿CÓMO SE HACE UN MAPA CONCEPTUAL?

Podemos establecer las siguientes orientaciones.
1. Partiendo de un texto, de una lista de conceptos, de términos recogidos en un torbellino de ideas, etc., Se pide al alumnado que seleccione los conceptos más importantes y hagan una lista de ellos.
2. Se debate y se negocia cuál es el concepto más importante, el más general o inclusivo según el contexto y el enfoque.
3. Se coloca el concepto más inclusivo al principio de la lista y se ordena el resto de mayor a menor generalidad, en tantas listas como criterios se consideren.
4. Se elabora el mapa empleando la/s lista/s ordenada/s de conceptos, conectándolos con líneas y eligiendo las palabras - enlace adecuadas para formar proposiciones (oraciones).
5. Buscar conexiones cruzadas entre los conceptos de una sección del mapa y los de otra ruta del mapa conceptual.
6. Rehacer el mapa si tiene mala simetría o presenta conceptos con localización deficiente respecto a otros conceptos.
7. Valorar los mapas conceptuales teniendo en cuenta: jerarquía, palabras - enlace, conexiones cruzadas, ejemplos.
8. Señalar los posibles cambios estructurales que pudieran mejorar el significado del mapa.

APLICACIONES DE LOS MAPAS CONCEPTUALES.

Diagnósis inicial. Detección de las ideas previas.
Presentación de la Unidad.
Aprendizaje individual permanente y Aprendizaje cooperativo.
Actividades de desarrollo. Poner de manifiesto la evolución de los conocimientos.
Actividades de síntesis o acabado. Comparar con mapas iniciales.
Actividad de autoevaluación. Autoregulación del aprendizaje. Evolución del propio conocimiento, de las ideas iniciales.
Evaluar la comprensión alcanzada por los estudiantes en un tema.
Corrección de pruebas escritas.
Preparación de escritos o temas.(Dado un mapa conceptual, escribir un texto)
Análisis de un texto. Establecer relaciones entre conceptos. (Dado un texto, hacer un mapa conceptual)



Al principio de todas las Unidades Didácticas del libro aparecen uno o varios mapas conceptuales de cada Unidad que denominamos: A: Esquema conceptual.



Anterior  Anterior
Índice

Siguiente  Siguiente